Biografía de Eduardo Fernández

Diseñador/Arquitecto de Interiores, Diseñador Industrial y miembro del European Council of Interior Architects.

Nace en "El Bierzo", comarca al noroeste de la provincia de León, en España, y por lo tanto tiene denominación de origen como la manzana "Reineta".

Su infancia como toda infancia, es de rechupete, y con 3 años y sus padres, emigra al cantón de Turgovia en la Confederación Helvética. Allí en Diessenhofen, a la orilla del Río Rhein, descubre la vida bella e idílica de Heidi. Vuelve con 8 años sin consentirlo, a la península Ibérica y redescubre la vida no tan bella de una dictadura gris en decadencia. ¿Dónde están las niñas en este pueblo, o es que no hay? Los niños en esta Escuela y las niñas en esta otra. !Qué cariño le tiene a ese pueblo llamado Beriain!

Realiza su enseñanza primaria en esas condiciones, acabándola con gran mérito. La secundaria la supera con creces y vuela solito a la gran ciudad, Pamplona, a realizar el Bachillerato. Allí descubre el “dolce far niente” del Bachillerato, las “borotas”, “los amijos”, las increíbles geometrías del billar, la aritmética y el cálculo del mus, el solfeo de The Police, la lengua de Cervantes del barrio, la física y química de los efluvios de la birra.  En esas condiciones sobrehumanas realiza el bachillerato, pero un ángel caído del cielo le habla del Parnassus.

Era lógico la reacción de un alma artística como la suya, corriendo a solicitar el ingreso, pero es necesario realizar la prueba de acceso, y con gran asombro descubre 200 almas en su misma situación. Con su capacidad innata y talento natural consigue superar la gran prueba.

Qué maravillosos años en ese Parnaso, la Escuela de Arte de Pamplona, los amigos, la conciencia del ser, las reivindicaciones estudiantiles y otras, las carreras delante de los grises, el s..o, pues eso.

La pasión por el Diseño se la debe a los profesores y compañeros. Le enseñan el Utilitas, la Firmitas y la Venustas de la Arquitectura de Interiores. Redescubre los abatimientos de una recta, sombras propias y reflejadas,el DIN A4, el carboncillo, la albura y el duramen, a Hauser, a Vermeer, a Velázquez, a Mondrian, a la Bauhaus, a Mies, a Wright, a Adolf Loos, a Palladio, a Schinkel.

Se gradúa con el mérito que merecía y funda el estudio Tettra con 3 compañeros y amigos. Las enormes ganas por aprender más sobre el Diseño le llevan a emigrar a Barcelona, la capital del Diseño de España.

Allí se siente impresionado por la tradición y gusto por el Diseño de la ciudad. Solicita el ingreso en la Escuela Superior de Diseño Elisava, admitiendo esta su incorporación. En Barcelona amplia su formación como Diseñador, en la especialidad de Diseño Industrial. La escuela inculcaba a sus alumnos la creatividad como base del Diseño, diferente a la de Pamplona que se basaba en el respeto por los materiales y la construcción como determinantes del Diseño.

Colabora como Diseñador durante dos años en el Estudio de Diseño Miguel Milá,  Premio Nacional de Diseño y pionero del Diseño en España, realizando proyectos de Interiorismo e Industrial para grandes empresas y organismos como la Expo-92, las Olimpiadas Barcelona 92 o Perfumes Antonio Puig. Fue una experiencia cultural formativa y fuente de conocimientos y nociones nuevas.

La crisis económica  de 1993 y la situación familiar le llevan de nuevo a emigrar. Es en Albacete donde desarrolla actualmente su actividad de Diseñador.